* Blog de Adolescencia y Salud - Nutricion

Tenemos todo lo que necesitas para tu fiesta

i15

* Blog de Adolescencia y Salud - Nutricion

La Comida y el Estrés

¿Cómo Evitar subir de Peso?

A medida que se acerca un evento importante en nuestras vidas (exámenes, viajes, cumpleaños o incluso discusiones) puede ocurrir que nuestras emociones nos lleven a comer excesivamente. Inolvidables15.com te presenta una pequeña lista de consejos para que sepas distinguir entre los nervios y las ganas de comer. Lic. Andrea Díaz Pereyra (Nutricionista Esp. en Nutrición de Niños y Adolescentes)

La Comida y el Estrés

 La conexión entre el humor y comida

 

Los alimentos tienen sustancias (generalmente adictivas) que pueden modificar tu estado de ánimo.

Por ejemplo, al comer chocolates, tu cuerpo libera sustancias que favorecen a tu buen humor, es por eso que los alimentos con alto contenido de azúcar siempre son un antojo, pero por su alto contenido calórico no son convenientes.
 

 

Si estás angustiada o tenés un conflicto, la comida muchas veces puede ser una distracción, evita que estemos pensando en nuestros problemas y otorga una cierta “tranquilidad”, un momento del día en que podemos detenernos a hacer otra cosa que a la vez se disfruta.

No obstante, es una satisfacción temporal: mientras estás comiendo, tus pensamientos se enfocan en el sabor agradable de la comida, pero desafortunadamente, cuando terminas de comer, tu atención vuelve a tus problemas (y ahora tenés una carga adicional: la culpa).


¿Cómo recobrar el mando?

Aunque las emociones fuertes pueden activar los deseos por la comida, podés seguir algunos consejos para controlar esos deseos. Probá con estas sugerencias:


Reconocé el verdadero hambre. ¿Tu hambre es físico o emocional? Si comiste hace unas horas y no tenés el estómago con sensación de vacío, probablemente no estás muy hambrienta.

 

Conocé tus puntos débiles. Durante los próximos días, anotá lo que comes, cuándo y cuánto comes, cómo te sentís y cuánto hambre tenés a la hora de comer. Con el tiempo, podrás discriminar qué cosas estás haciendo mal y modificarlas.

 

No busques consuelo en la comida. En lugar de desenvolver una barra de chocolate, realizá un paseo, mirá una película, leé o llamá a una amiga.

 

No guardes comidas poco saludables. Son las más ricas, pero las más altas en grasas y calorías.

 

Que el bocado sea saludable. Si sentís el impulso para comer entre las comidas, elegí un alimento bajo en grasas, bajo en calorías. Puede ser una fruta, verduras o algún cereal libre de grasa.

 

 

Tomá agua.  El agua es ideal para saciar el apetito y necesaria para toda dieta saludable, se necesitan al menos un litro y medio de agua por día para mantenernos bien hidratados. Evita consumir gaseosas o jugos con alto contenido en azúcares, no son saludables, y si se los consume en todas las comidas puede perjudicar la salud.

 

 

 Comé una dieta equilibrada. Intentá realizar las 4 comidas. Que incluyan todos los grupos de alimentos.

 

 

Elegí granos enteros, verduras y frutas, productos lácteos bajos en grasa y fuentes de proteínas bajas en grasas.Comé despacio, Intentá comer en forma lenta y pausada. De esta manera podrás tener control sobre la cantidad de alimentos ingeridos.

 

Realizá un control médico. Tu humor es más manejable cuando se tiene un buen estado de salud y descansás lo necesario.
 

 

 

 

 

¡¡¡Proponé un tema de tu interés haciendo Click Acá, y pronto lo verás en esta sección!!!.

Tags de este artículo

Humor y comida - Hambre - Sobrepeso - Culpa y comida - Ansiedad - - Obesidad - - Alimentación - adolescencia y salud -
.
Publicá en Inolvidables15!
¿Qué te pareció esta nota? Deja tu comentario